Los ímpetus políticos de Turquía en el Occidente

Turquía está estableciendo nuevas redes de alianza aprovechando las diferenciaciones dentro del Occidente dando pasos para poner adelante sus propios intereses

Los ímpetus políticos de Turquía en el Occidente

 

Un artículo de Can Acun, investigador de la Fundación de Estudios de Política, Economía y Sociedad, SETA

Estamos en un período mestizo en que todavía no se puede asentar un sistema nuevo en vez del sistema global actual centrado en el Oeste que se está desmoronando paso a paso. El período en que estamos que refleja una era caótica del orden internacional conlleva grandes desafíos para Turquía a la vez que supone oportunidades. La política exterior turca está en esfuerzos de adaptarse con sus gestos a este período mestizo.  Observamos que Turquía intenta fundar buenas relaciones con las nuevas potencias en auge como Rusia y por otra parte beneficiarse de las diferenciaciones dentro del Occidente. En un tiempo en que se hacen tensas las relaciones con EEUU, Turquía está buscando nuevos compromisos por separado con países con Francia y Reino Unido.

En esta base, cobra importancia aparte la reciente visita a Francia del presidente Recep Tayyip Erdogan. Es necesario subrayar que ha habido importantes adelantos para la colaboración en la defensa y relaciones de Turquía con la Unión Europea.

Las negociaciones con Turquía habían parado a causa de la postura parcial de Alemania sobre todo en el proceso de referéndum. Si bien la solicitud del Parlamento Europeo de parar las negociaciones de adhesión turca no había recibido el visto bueno de la Comisión Europea, nos aparece como un importante indicio. Macron abogó por estudiar la asociación en vez de la membresía poniendo fin a la hipocresía en el proceso de adhesión tanto en la parte europea como en la turca. La UE, que adelanta la detención de golpista como una excusa en las relaciones tensadas tras la asonada del 15 de julio de 2016 de la FETÖ, está poniendo en discusión la fórmula de la cooperación a través de Francia que se sitúa más cerca de Turquía. Bruselas, que vive problemas originarios de tendencias ultraderechistas, crisis económicas y la salida de Inglaterra de la UE, intenta desarrollar nuevas fórmulas a través de Turquía y Reino Unido. El ministro alemán de Exteriores, Sigmar Gabriel, había dicho que el modelo británico podría formar una alternativa para Turquía.

Por otro lado, hay otros dos elementos fundamentales que hacen importante para Turquía la visita a Francia; la diversificación de alianzas políticas y aumentar la cooperación en la industria de defensa.

Turquía, que vive problemas con EEUU a causa del PKK/YPG, tiene unas relaciones más tensas con este país después de que Trump declaró Jerusalén como la capital de Israel. Aún más, la toma de una resolución histórica en la ONU bajo la vanguardia de Turquía en contra de Estados Unidos ha incrementado esa tensión. Mientras tanto, Turquía ha tomado pasos para diversificación de sus alianzas en el mundo occidental. Turquía, que sigue sus relaciones con Inglaterra y Francia en el período de relaciones problemáticas con Holanda y Alemania, intenta maximizar sus propios intereses nacionales adoptando una política de equilibrios entre actores. Dentro de la UE en que Francia y Alemania son más fuertes tras el Brexit siguen en un buen camino las relaciones de Turquía con Francia que defiende el avance en una base racional de las relaciones con Turquía comparando con Alemania. Para Turquía la cooperación con Francia es una alternativa frente a la actitud negativa de Alemania.

La cooperación en la industria de defensa es otro pilar de la visita de Erdogan a Francia. El Contrato Fase-B del Proyecto de Sistema de Defensa Antimisiles de Largo Alcance entre EUROSAM y la Subsecretaría de Industria de Defensa, firmado con la asistencia de los presidentes de ambos países, cobra especial importancia para Turquía. Italia también forma parte de ello.

Turquía, que ha culminado su acuerdo con Rusia para la compra del Sistema Antimisiles S-400, está esforzándose por desarrollar un sistema aparte de antimisiles con sus aliados en la OTAN. De esta forma Turquía ha tomado cualquier medida contra los posibles peligros procedentes de todas partes al optar por proteger su espacio aéreo con diversos sistemas.

Turquía, que ha asumido importantes proyectos recientemente en la industria de defensa, hace reflejar su política de diversificación de alianzas en la industria. Frente al hecho de que la longeva cooperación en el área de defensa con Alemania y EEUU sea un instrumento de presión política para ambos, Turquía diversifica su colaboración con países como Inglaterra, Francia, Rusia, Ucrania, Pakistán, entre otros y por otra parte reduce su dependencia del exterior potenciando su propia industria de defensa.

Además de lo que hemos resumido con anterioridad, se firmaron numerosos acuerdos importantes durante la visita del presidente turco a Francia. El acuerdo de Reaseguramiento Mutuo entre el EXIMBANK turco y Bpifrance Assurance Export. Asicomo un Memorando de Entendimiento entre Airbus y Turkish Airlines para iniciar las negociaciones de adquisición de 20+5 A350-900.

En suma, Turquía está estableciendo nuevas redes de alianza aprovechando las diferenciaciones dentro del Occidente dando pasos para poner adelante sus propios intereses. Estos pasos hacen que Turquía tenga más ventaja frente a los países como EEUU y Alemania.


Etiquetas: Rusia , Turquía , Erdogan , Macron

Noticias relacionadas