¿Si los EEUU quiere regresar otra vez a América Latina?

América Latina vive una transformación muy de seria

¿Si los EEUU quiere regresar otra vez a América Latina?

¿Si los EEUU quiere regresar otra vez a América Latina?

Actualidad de América Latina / Capítulo 6

Autor: Mehmet Özkan *

 

El secretario de Estado estadounidense Rex Tillerson pasó la primera semana de febrero regulando otra vez las relaciones visitando a distintos países latinoamericanos. Esta visita de Tillerson debe evaluarse como un esfuerzo de desarrollar una política de América Latina seriamente por primera vez desde que llegara al poder Trump. ¿Cómo debe evaluarse esta visita de Tillerson en un período cuando el continente sale a la vía a nuevos horizontes? Los países latinoamericanos viven una transformación seria desde los problemas interiores de Venezuela hasta la atmósfera electoral en el continente. ¿Si regresan otra vez en las relaciones entre los EEUU y América Latina la doctrina de Monroe declarada en 1837?

El secretario de Estado estadounidense Rex Tillerson continuó a su viaje a América Latina con México, Argentina, Perú, Colombia y Jamaica. Las relaciones estadounidenses – latinoamericanas continuaban con la política de esperar y ver con la construcción del muro en la frontera mejicana y a su principio contra Trump. Hay una reacción seria a la administración de Trump en el continente debido a las políticas migratorias. A pesar de que pierde su influencia de la izquierda contra el occidente en América Latina, comenzó una duda seria en la derecha de América Latina con Trump. Las asociaciones antiguas naturales poco a poco dejan su lugar a la duda. Aquí esta la visita de Tillerson antes de todo es para desarrollar una percepción nueva y establecer las relaciones a una plataforma antigua.  

Otro tema en las relaciones entre dos partes actualmente es Venezuela. Los EEUU que se posiciona muy de cerca de un grupo como Lima, que se pone en marcha juntos en América Latina sobre Venezuela, no sabe qué va a hacer sobre la cuestión venezolana. En los primeros meses de su poder Trump habló de una opción de intervención militar contra Venezuela pero todos los países latinoamericanos lo rechazaron. Después Trump debió bajar su tono parcialmente pero junto con la visita de Tillerson por primera vez fue realizado un intercambio de opiniones seriamente entre el norte y el sur del continente sobre Venezuela. Si observamos generalmente los países latinoamericanos también dificultan en desarrollar una política ante Venezuela. No produjeron una opción seria excepto de la oposición contra Nicolás Maduro y acusar al régimen en Caracas con dictadura. No salió una decisión neta sobre Venezuela hasta hoy en la visita de Tillerson pero por lo menos los EEUU ya ofrece una atmósfera de que se renuncia de la opción militar.

En la visita Tillerson de manera interesante habló de ponerse en marcha juntos hablando de la doctrina de Monroe. Para los que saben el continente en resumen esta doctrina, sale a la vía de la percepción de que América pertenece a los americanos e impidió una ola de colonización europea que podría aparecerse en América Latina en 1837. Entonces los EEUU comenzó a proteger a América Latina como si fuera su jardín trasero. Hoy claramente cambiaron las condiciones. América Latina tiene las relaciones muy estrictas con China, Rusia y la India. Especialmente China en especial en Ecuador aumenta cada día su presencia económica en los países latinoamericanos. Tillerson a lo largo de su viaje hizo el énfasis de que tengan el cuido en contra de Rusia. Especialmente enfatizando que Rusia pueden interferir en los comicios a realizarse en el continente y hizo advertencias preliminares. Para la mayoría de los habitantes en el continente los rusos no parecen a una amenaza para interferirse en los comicios. Pero la advertencia de Tillerson sobre Rusia se origina de su temor para que puede aumentar la influencia de los rusos en el continente en medio plazo. Rusia que rellena el campo perdido rápidamente por los EEUU debido a sus políticas erróneas en Asia Central y el Oriente Medio, puede ser también su pesadilla en América Latina. Rusia tiene una influencia seria en Venezuela y mantiene la política para regresar a América Latina desde hace los últimos años. En 2017 Rusia realizando una Cumbre de Rusia y América Latina con una participación máxima, anunció que regresó al continente como un actor. A esta cumbre acudieron los ex presidentes, los académicos y mucha gente desde diferentes sectores.

América Latina vive una transformación muy de seria. En el período de 14 años próximos habrá las elecciones en más de 10 países. Hay comicios en los países de clave como Colombia, Venezuela, México, Brasil. De manera interesante nadie puede adivinar quién ganará en los comicios. En muchos países hay muchos candidatos. Tienen la misma oportunidad. Este caso de sombra muestra que comenzará un proceso nuevo en América Latina políticamente. Desde cuando llegara al poder Hugo Chávez en 1999, la izquierda en el continente ya está calmada. La política antigua de derecha y oligárquica de los años 90 ya no tiene el espacio para moverse. La política izquierdista con su experiencia transformó la política de derecha. Y les dirigió a las políticas más sociales. De misma manera la experiencia la experiencia izquierdista en la política no pudo hacer un cambio mayor como afirmaba. No sacudió al sistema ni pudo vencer. Por ello los latinos tienen una esperanza mayor de estos comicios. Pueden acabar sus estilos de política clásica. Puede comenzar una nueva ola de populismo. Pero en cada etapa ya la gente en América Latina desea menos conflicto y más prosperidad económica. Ya sus puntos de vista no son ideológicos sino que más pragmáticos y enfocados en el resultado.

La visita de Tillerson a continente en el proceso de transformación, es para asegurar la aproximación. Pero hasta hoy los EEUU no pudo formar otra vez su imagen de aliado antiguo confiable, por lo menos no se confía en Trump. Mientras transforma el continente se deben reestablecer las relaciones. Dejará su sello el deseo de nuevos líderes sobre una nueva forma de relación con los EEUU, mayoritariamente en unos diez años dejará su sello. Ya no es claro el aspecto visible sobre este asunto.

 

* Es la evaluación del Asistente Doctor Mehmet Özkan el académico de la Academia de Policía y el Coordinador de América Latina de la Agencia de Colaboración y Coordinación Turca (TIKA) 



Noticias relacionadas