Turcos de Tracia Occidental: no a la asimilación

​​​​​​​El artículo sobre el tema del Prof. Dr. Kudret BÜLBÜL, decano de la Facultad de las Ciencias Políticas de la Universidad de Yıldırım Beyazıt en Ankara

Turcos de Tracia Occidental: no a la asimilación

Turcos de Tracia Occidental: no a la asimilación

Perspectiva Global 7

Prof. Dr. Kudret BÜLBÜL*

Un día piensen que el Estado les dice que “ustedes no son así” y “no hay en este país una comunidad como que ustedes describen” en su país donde viven desde hace más de mil años sin importar como describirse a sí mismo (alemán, árabe, turco, musulmán, cristiano o ateo).

Me parece oír que ustedes dicen: “¿Por qué interesa al Estado como se describen las personas a sí mismas? Los Estados deben aceptar y respetar la descripción de las personas a sí mismas. No puede ser este tipo de entendimiento en esta época”.

Me gustaría realmente decir que “ustedes tienen razón. Este tipo de entendimiento anticuado y con tendencia fascista no puede ser un entendimiento de esta época”. Por desgracia, no es así. Esta situación todavía continúa en Grecia, que es uno de los países de la Unión Europea. Las personas hacen esfuerzos desde hace años para que el Estado griego reconozca que vivan aquí con sus identidades musulmanas y turcas desde hace más de mil años.

Yo menciono del drama de los turcos de Tracia Occidental.

Los turcos de Tracia Occidental viven en estos territorios también antes del Estado otomano. Después de la retirada del Estado otomano, los derechos de la minoría turca musulmana en Tracia Occidental se tomaron bajo la garantía con acuerdos internacionales y recíprocos. Pero, la mayoría de dichos derechos no se ha puesto en marcha. Hoy en día quiero mencionar solamente de uno de estos derechos violados.

Conciencia Herida

Los derechos políticos, económicos, culturales y todos los derechos y libertades, sin duda, son importantes y valiosos. Pero, es uno de los derechos básicos del humano cómo se describe a sí mismo. Es un derecho ontológico. Conforme al artículo número 6 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, “Todo ser humano tiene derecho en todas partes al reconocimiento de su personalidad jurídica”. Como describe el humano a sí mismo no pertenece al estado, sino que es un tema peculiar a sí mismo y es una pieza irrenunciable de su identidad. Rechazar la identidad y la pertenencia de un humano que se describe a sí mismo es un valor equivalente a rechazar la presencia de un humano. Quizás, por eso, el escritor franco-libanés Amín Maalouf destaca en su libro titulado “Identidades Asesinas” que la identidad del humano crea del lugar de donde se lesiona, ya que el humano cuya presencia se rechaza con la identidad que se describe a sí mismo, lucha contra todas las presiones para revelar su presencia. La lucha y las brutalidades de los primeros cristianos y musulmanes que dieron contra las presiones para expresar sus identidades son uno de los ejemplos muy concretos de esta situación.

La identidad turca que se rechaza

También las experiencias presenciadas en el contexto de la identidad turca en Tracia Occidental son indistinguibles de esta situación. La “Unión Turca de Xánthi” fundada en 1927 mantuvo su presencia sin problemas hasta los 1980. Las fuerzas de seguridad desmontaron su placa en 1984 por la excusa de que su nombre tiene la palabra “turco”. Y no se permitieron sus actividades. La fundación fue cerrada por los tribunales regionales y el Tribunal de Casación por la excusa de que “no hay turco en Tracia Occidental”. Sobre este asunto los turcos musulmanes de Tracia Occidental denunciaron al Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo. Y el Tribunal Europeo de Derechos Humanos encontró justificada la Unión Turca de Xánthi en 2008. Pero según la legislación griega, el dictamen del Tribunal Europeo de Derechos Humanos no presenta un resultado automático, y necesita demandar de nuevo a la legislación nacional. Los turcos de Tracia Occidental hacen esfuerzos desde hace la última década que Grecia ponga en marcha el dictamen del Tribunal Europeo de Derechos Humanos. La última audiencia al respecto se procesó por el Tribunal de Apelación de Komotini el 9 de febrero de 2018 y no se obtuvo un resultado. Se lucha desde hace 35 años para corregir una ejecución que inició en 1983 y que viola un derecho humano más básico. Los turcos musulmanes de Tracia Occidental mantienen su lucha sin cansarse y sin violar el derecho. Esperan justicia desde hace 35 años desde Grecia y la Unión Europea que no hace presión necesaria a Grecia. Pero en este proceso el Estado griego les da importancia a las políticas de intimidación en lugar de justicia.

El Día Nacional de la Resistencia

Los turcos de Tracia Occidental organizaron una manifestación con amplía participación el 29 de enero de 1988 contra el dictamen del Tribunal griego, que niega la presencia de los turcos y que los ignora. Después de esa fecha, el 29 de enero se declaró como “Día Nacional de la Resistencia”. Pero, Grecia prefirió impedir las actividades que se organizaron en este día. Decenas de miles de personas participaron en el Día Nacional de la Resistencia de 1990 y revelaron sus presencias e identidades pese a los esfuerzos de impedimento. Pero, los griegos fanáticos asaltaron a los turcos durante esas manifestaciones democráticas y legítimas. A lo largo de dos días se saquearon y se devastaron las tiendas de centenares de los turcos musulmanes de Tracia Occidental. Gran número de turcos, entre ellos el muftí elegido de Xánthi, Mehmet Emin Ağa, y el aquel entonces diputado independiente, Ahmet Faikoğlu, resultaron heridos. La policía griega solamente vio los sucesos.

¿Solamente es la negación de la identidad turca?

Por desgracia, los problemas en Grecia no están limitados solamente con la negación de la identidad turca. A pesar de que se toman bajo la garantía con las leyes y los acuerdos recíprocos, los turcos musulmanes sufren muchos problemas, así como que no se permiten elegir a sus propios muftíes, se limitan las libertades de culto y de educación, se intervienen en los derechos de propiedad y no se devuelven sus bienes. Los que se preguntan sobre los derechos de los turcos de Tracia Occidental pueden examinar el Informe sobre las Violaciones de Derechos Humanos de Grecia, elaborado en turco, griego y en inglés por la Universidad de Katip Çelebi en Izmir.

Estas violaciones en Grecia se realizan en un período en el que Turquía ha tomado muchos pasos positivos tales como que se abrió al culto después de restaurarse la Iglesia de Akdamar, se devolvió el campo del Monasterio de Mor Gabriel, hizo iniciar la educación en la Escuela Griega de Gökçeada y se recibieron por Turquía todos los gastos de la restauración de la Iglesia búlgara en Estambul.

Otra dimensión que causa decepción del asunto es que tanto las instituciones de la Unión Europea como los organismos internacionales no adoptan una política activa bastante suficiente para impedir estas violaciones que duran desde hace decenas de años. Estas violaciones tampoco se saben por el mundo islámico.

Lo más lamentable es que los intelectuales y las organizaciones de derechos humanos en Turquía tienen pocas informaciones e interés sobre las gigantes violaciones ocurridas en Grecia mientras que tienen muchas informaciones e interés sobre los problemas de derechos humanos ordinarios en su propio país.

Deseamos que aumente el número de los estudios sobre el Informe sobre las Violaciones de Derechos Humanos de Grecia, y que el humano tenga más información sobre las violaciones en otros países, y que además ocurran menos violaciones.

Presentamos el artículosobre el tema del Prof. Dr. Kudret BÜLBÜL, decano de la Facultad de las Ciencias Políticas de la Universidad de Yıldırım Beyazıt en Ankara

 



Noticias relacionadas