Greenpeace, ante su objetivo más ambicioso: el Santuario del Océano Antártico

De obtenerlo, se convertiría en el área protegida más grande del mundo


Etiquetas: objetivo , Greenpeace